Grandes puertas de entrada con función de paraviento

En Birmingham se considera al edificio Fort Dunlop casi como un símbolo local. Levantado en 1917 como sucursal para la fabricación de neumáticos, con más de 10.000 trabajadores se la consideraba la mayor fábrica del mundo. En años posteriores, el edificio estuvo mucho tiempo vacío, hasta que en el año 2004 los empresarios de la construcción Urban Splash y el estudio de arquitectura Shed KM se hicieron cargo de la edificación fuera de uso, para transformarla en una combinación de áreas de oficinas, centros comerciales, espacios de recreo y un nuevo hotel.

Se le encomendó a GEZE UK la instalación de dos Slimdrive SCR en los accesos del edificio. Se trata de las dos puertas de entrada con función de paraviento de mayor tamaño jamás instaladas en Gran Bretaña hasta la fecha. Una vez que el edificio esté en condiciones de ser puesto en funcionamiento, más de 3.000 personas lo utilizarán, atravesando diariamente esas puertas para entrar y salir.