Puerta batiente

Confort de la puerta

Los portazos son cosa del pasado, al igual que las abolladuras en paredes o muebles. Con el práctico limitador de apertura para las puertas sin cierrapuertas, accederá a sus salas de forma más cómoda y suave que nunca, y determinará el ángulo de apertura según sus deseos. La entrada gana en estética, porque se eliminan de esta manera tanto la posibilidad de tropiezo con los topes montados en el suelo como los rincones sucios. Las soluciones inteligentes no solo aportan más seguridad, sino que es más fácil mantener limpias las superficies del suelo.

Tipo de producto