Temas

Luz y aire desde arriba

Necesitamos luz para sentirnos bien. Los lucernarios satisfacen esta necesidad al dirigir la luz del día desde el techo o las paredes externas hacia el interior del edificio a través de reflejos en el techo. Además de la función de iluminación, también proporcionan una buena ventilación en la habitación.

¡Más luz!

Fachadas de vidrio y lucernarios: deberían abrirse a altas temperaturas.

Fachadas de vidrio y lucernarios: deberían abrirse a altas temperaturas.

La arquitectura ha estado trabajando en los últimos años con un interés creciente en cuanto a la luz, y con razón. La luz del día tiene una influencia directa en nuestro bienestar, sin embargo, solemos pasar la mayor parte del tiempo dentro de los edificios. La intención es proporcionar más luz natural en los edificios.

Así lo han reconocido los arquitectos y planificadores de edificios. La entrada de luz diurna puede aumentarse, por ejemplo, con el uso de lucernarios. Los lucernarios se utilizan para proporcionar a las habitaciones luz natural proveniente de arriba. En el sector de la construcción, el término lucernario hace referencia a aberturas acristaladas horizontales o inclinadas situadas en el techo. El término también se usa para aquellas ventanas verticales situadas en el extremo superior de la pared externa.

Puerta con lucernario: a pesar de que la puerta esté cerrada, aún deja entrar mucha luz.

Puerta con lucernario: a pesar de que la puerta esté cerrada, aún deja entrar mucha luz. © Dirk Wilhelmy / GEZE GmbH

En un sentido estricto, los lucernarios son ventanas que se encuentran encima de una puerta, encima de las hojas de las ventanas de fachada, o en la parte superior de paredes externas o fachadas de vidrio. Los vidrieros alemanes también conocen estas ventanas con el nombre de "ventanas de alcanfor" (Kämpferfenster, en alemán). Esto se debe a que en las estructuras más antiguas solían estar sostenidas por madera de alcanfor, una barra transversal horizontal entre el área superior de una ventana o puerta y la hoja activa debajo de esta.

Este tipo de acristalamiento vertical también está diseñado teniendo en cuenta la luz natural. Los lucernarios que se encuentran encima de las puertas se usan para llevar la luz del día desde el exterior hasta la entrada del edificio que se encuentra detrás de ellos, o para dirigir la luz de las habitaciones a un pasillo. Los lucernarios que se montan en ventanas aumentan la apertura general de la ventana. La luz es guiada con mayor profundidad en todas las habitaciones, incluso en las más grandes, a través de los reflejos del techo para que se necesite menos luz artificial. Puesto que el lucernario está integrado, las hojas de las ventanas no necesitan ser excesivamente grandes.

Mayor seguridad en escuelas

Los lucernarios suelen utilizarse en escuelas o pabellones deportivos, donde contribuyen significativamente a la seguridad de los usuarios. Ya que, debido a su ubicación de instalación hacen imposible que se produzca una apertura negligente o peligrosa; sería extremadamente improbable que alguien se caiga o se golpee con un lucernario, además, no existe riesgo de atrapamiento debido a la altura. Nadie se queda cegado por los rayos solares en los pabellones deportivos. Además, también se puede proporcionar una ventilación cómoda en cualquier momento según sea necesario.

Ventilación sin riesgos: lucernarios en un pabellón deportivo de una escuela.

Ventilación sin riesgos: lucernarios en un pabellón deportivo de una escuela. © GEZE GmbH

Ventajas de los lucernarios

  • Se crea una climatización interior confortable mediante ventilación y extracción de aire, sin que existan corrientes de aire.
  • La luz del día entra con mayor profundidad en las habitaciones, lo que les permite ganar mayor claridad.
  • Su posición y ángulo de apertura limitado aumentan la seguridad.
  • Los lucernarios se pueden utilizar perfectamente para crear un punto de atracción en las fachadas, ya que están disponibles en muchos diseños y variantes de montaje.

Abridores automáticos y manuales de lucernarios

Diseño atractivo: Accionamiento de compás GEZE E 170 para abridores para lucernarios

Diseño atractivo: Accionamiento de compás GEZE E 170 para abridores para lucernarios © Dirk Wilhelmy / GEZE GmbH

Los lucernarios pueden ser de acristalamientos fijos e inamovibles, o presentar un diseño de apertura. Para garantizar un funcionamiento sencillo y seguro, los lucernarios vienen equipados con sistemas de guía corredera especiales, es decir, abridores para lucernarios. Se pliegan o inclinan los lucernarios hacia afuera o hacia adentro. Funcionan manualmente a través de varillas de empuje que pueden ser operadas, por ejemplo, mediante palancas manuales o barras de manivela. Alternativamente, los lucernarios pueden abrirse automáticamente mediante accionamiento de husillo lineal.

Abridor de lucernarios GEZE: adecuado para todos los usos

Los sistemas manuales de lucernarios GEZE funcionan de manera simple y segura para la ventilación diaria. Están disponibles para hojas que se abren hacia dentro y que están colgadas hacia abajo, para hojas oscilantes o para hojas de ventana batiente que se abren hacia fuera. Pueden montarse en muchos tipos de marcos (madera, plástico o metal) y para muchas formas de ventanas (ventanas rectangulares, inclinadas, triangulares, redondas o de arco segmentado). Los elementos de mando como las palancas manuales, ángulos de reenvío o soportes de barra de manivela permiten un uso flexible y cómodo de varias formas de ventanas.

Los abridores de lucernarios operados manualmente se pueden combinar con automatismos lineares eléctricos GEZE. Esto convierte a las ventanas que están siendo utilizadas en lucernarios accionados por potencia, es decir, mediante apertura automática. Los accionamientos abren los lucernarios para la ventilación y pueden ser controlados mediante interruptores de manera fácil. Esto significa que varias ventanas, o incluso ventanas grandes y pesadas, pueden ser abiertas fácilmente al mismo tiempo.

Sistema de abridor de lucernarios por GEZE

  • No afectan al diseño de las fachadas, ya que el diseño de compás plano y el ensamblaje de la barra requieren solo una cantidad mínima de espacio.
  • Aseguran una ventilación y extracción de aire óptima a través de un ancho de apertura de hasta 320 mm.
  • Se pueden usar para una ventilación cómoda y diaria.
  • Se abren de manera sencilla y fiable tanto manual como electrónicamente.
  • También abren hojas anchas y pesadas.
  • Pueden utilizarse con cualquier material (ventanas de madera, plástico o metal) y varias formas de ventana (ventanas rectangulares, inclinadas, triangulares, redondas o de arco segmentado).

Una apariencia discreta

Los lucernarios dejan entrar mucha luz solar, creando una hermosa iluminación dentro de un edificio. Para evitar que la apariencia se vea comprometida, GEZE ofrece varios sistemas de apertura de lucernarios, tanto en versión manual como automática. Estos se pueden montar de forma casi invisible en los marcos de las ventanas. Dependiendo del tipo de ventana, concretamos soluciones específicas para la aplicación.

A través de una ventilación controlada y optimizada, las ventanas automatizadas también pueden contribuir a mejorar la eficiencia energética de un edificio.

GEZE brinda asesoramiento y apoyo para la planificación de edificios.

Muy fácil de usar y encajar

Los sistemas de abridor de lucernarios GEZE se caracterizan por su facilidad de uso e instalación. GEZE también ofrece soporte a través de la instalación y puede proporcionar instrucciones de montaje a los clientes.

Seguridad a través del mantenimiento

El mantenimiento regular y el mantenimiento especializado de los sistemas automáticos son esenciales para garantizar la seguridad personal y operativa a largo plazo.

GEZE ofrece contratos de servicio a medida para todos los edificios. También es posible reequipar los lucernarios. Nos complace asesorarlo y apoyarlo con nuestra experiencia en sus proyectos.