Ventilación natural para mejorar la calidad del aire: una entrevista con Karen Sum

Ya sea para colegios o escuelas infantiles, locales comerciales u oficinas, el distanciamiento social, la higiene y las mascarillas son esenciales actualmente. De la misma manera, la ventilación natural fiable es más importante que nunca. En esta entrevista, Karen Sum, jefa de Gestión Global de Cuentas resume los métodos y enfoques que podemos usar para aumentar el suministro de aire fresco y mejorar la calidad del aire en los edificios, con el mínimo esfuerzo y un pequeño desembolso.

¿Por qué la ventilación es un tema tan importante en este momento?

«Los edificios han sido objeto de un creciente escrutinio en los últimos años en relación con la , y esta incluye la reducción de los costes de calefacción o refrigeración. El uso de métodos de construcción modernos y que ahorran energía significa que trabajamos, vivimos y aprendemos en edificios cada vez más sellados. El principal inconveniente de esto, sin embargo, es que entra muy poco aire fresco, y el aire usado que puede disiparse es insuficiente. Esto crea una necesidad de ventilación inteligente para garantizar el intercambio efectivo de aire, mejorando así la calidad del aire interior y la higiene, y permitiendo que los edificios se utilicen de forma segura. Los investigadores sospechan que los espacios cerrados presentan un riesgo elevado de infección debido a la presencia de aerosoles que transportan virus. Entre los virus transmitidos de esta forma figuran la COVID-19 y la gripe clásica. Dado que las partículas de aerosol son más pequeñas y ligeras que las gotas, flotan en el aire durante más tiempo y no caen al suelo tan rápidamente. Esta es la razón por la que se necesita un intercambio de aire eficiente: para reducir la concentración de aerosoles en el aire interior.»

La ventilación natural es una solución efectiva para mejorar notablemente la calidad del aire interior. Además, el uso de automatismos para ventanas para la ventilación controlada requiere menos energía que la mayoría de los sistemas de ventilación mecánica.

Karen Sum, Head of Global Account Management GEZE GmbH
Aula con un amplio ventanal en la fachada y ventanas automatizadas.

La ventilación natural mejora notablemente la calidad del aire interior.

¿Cómo podemos garantizar el intercambio de aire eficiente?

«A menudo, las personas encienden los sistemas de ventilación mecánicos, pero estos no resuelven los problemas actuales de la pandemia de coronavirus. En muchos casos, los filtros de aire en los sistemas de ventilación no son lo suficiente finos para filtrar y extraer los aerosoles y, por tanto, los virus del aire interior. Sin un intercambio de aire efectivo, el aire simplemente recircula; en el peor de los casos, estos sistemas pueden empeorar la calidad del aire interior y, con ello, aumentar el riesgo a que las personas contraigan el coronavirus. Además de eso, está la percepción personal: la mayoría de nosotros pronto empezamos a sentirnos incómodos en una habitación donde no podemos abrir las ventanas. La alternativa a esto es la ventilación natural controlada a través de ventanas automatizadas. Esto permite que entre aire fresco del exterior y evita que el aire estancado recircule alrededor de la estancia.»

Más información sobre la ventilación natural

Abrir la ventana suena tan simple. ¿Qué factores son importantes para la ventilación de las ventanas?

«En áreas concurridas como oficinas, escuelas y universidades, donde las personas están sujetas a la presión del tiempo y necesitan concentrarse en su trabajo, se suele olvidar la apertura de ventanas. El problema se agrava por el hecho de que tendemos a notar un deterioro en la calidad interior cuando ya es demasiado tarde. Además de un mayor riesgo de infección, la mala calidad del aire puede afectar nuestra capacidad de concentración y rendimiento e incluso causar dolores de cabeza y mareos. Los sistemas que abren las ventanas automáticamente sin necesidad de que nadie acuda activamente son soluciones eficaces. Esto facilita un intercambio de aire eficiente, mejorando notablemente la calidad del aire y reduciendo el riesgo de infección.»

Ventanas con automatismos para ventanas GEZE en un pabellón deportivo.

Los automatismos inteligentes para ventanas son una solución práctica y efectiva para la ventilación. © GEZE GmbH

¿Las ventanas automatizadas proporcionan una ventilación eficiente?

«La ventilación natural es una solución efectiva para mejorar notablemente la calidad del aire interior. Además, el uso de automatismos para ventanas para la ventilación controlada requiere menos energía que la mayoría de los sistemas de ventilación mecánica. Los operadores del edificio también se benefician de los costes de inversión comparativamente bajos, dado que los automatismos para ventanas representan una solución de retroequipamiento rentable.»

¿Por qué las ventanas automatizadas ya no se usan para proporcionar una ventilación natural?

La seguridad se utiliza muy a menudo como un argumento clave contra la instalación de ventanas que se abren, para proteger contra robos en la planta baja y debido a problemas de seguridad en las plantas superiores. Vale la pena considerar las ventanas de hojas con bisagra más pequeñas, un concepto seguro y eficaz que no compromete la seguridad. Esto permite que las ventanas se abran y se cierren con facilidad, así como contrarrestar las molestias acústicas en momentos de más actividad. Puede programar un temporizador para que la ventana se abra y se cierre en momentos específicos.»

Uso práctico gracias a la pantalla intuitiva y los escenarios preprogramados.

El sistema resulta práctico de manejar mediante la pantalla intuitiva o los escenarios preprogramados. © Gira, Giersiepen GmbH & Co. KG

¿Por qué usar un temporizador para la ventilación?

«A menudo tendemos a estar más influenciados por la temperatura, la acústica y los estímulos visuales que por la calidad del aire. Es más probable que evaluemos la calidad del aire basándonos en el olfato y las sensaciones generales, como 'Tengo un poco de calor'. Cuanto más tiempo pasamos en una habitación, menos notamos que se deteriora la calidad del aire, por lo cual a menudo nos percatamos demasiado tarde. Más preocupante incluso es el hecho de que tendemos a respirar el aire usado que ha estado circulando por toda la estancia.»

¿Hay alguna solución ante nuestra falta de sensibilidad a la calidad del aire?

«Sí. Los ejemplos incluyen los temporizadores y el sistema de sensores de fácil instalación que detectan los cambios en la calidad del aire. Los automatismos inteligentes para ventanas como GEZE Slimchain se pueden conectar con un sistema de sensores e integrarse en los sistemas de gestión de edificio usando los módulos de interfaz KNX o BACnet. La  proporciona una circulación de aire práctica, efectiva y adecuada a la situación.»

Control de edificios inteligente – fachadas eficientes energéticamente: ventilación inteligente y segura

Ventilación inteligente y segura con la estación meteorológica GIRA KNX. © Gira, Giersiepen GmbH & Co. KG

¿Hay otras formas de mejorar la calidad del aire interior usando los sistemas de automatización de edificios?

«El sistema de sensores inteligente también se puede combinar con otros dispositivos, como los sensores de lluvia y otras estaciones meteorológicas. Las ventanas de techo automatizadas también se pueden integrar en los sistemas de regulación climática interior, lo cual logra una contribución excelente a la refrigeración diurna y, especialmente, a la . Los edificios ventilados por la noche según las instrucciones de los sensores meteorológicos y seguridad adecuados proporcionan un clima agradable a todas horas, cumpliendo así con los requisitos de horarios de trabajo flexibles y descansos en climas de todo el mundo».

El mecanismo corredero con ruedas Perlan 140 Duosync abre y cierra puertas correderas de doble hoja de forma sincronizada.

El mecanismo corredero con ruedas Perlan 140 Duosync abre y cierra puertas correderas de doble hoja de forma sincronizada. © GEZE GmbH

Además de la calidad del aire, ¿hay otros factores que los operadores de edificios deban tener en cuenta durante la crisis de coronavirus actual?

«Sí, muchas de las medidas ocupacionales de salud y seguridad necesitan adaptarse debido a la pandemia de coronavirus. Por ejemplo, la distancia social ha cambiado drásticamente la distribución de las oficinas. Ahora se plantean diseños de edificios ventilados y oficinas de planta abierta; también se están procurando evitar las salas de reuniones pequeñas. Una división inteligente del espacio de oficina puede ser una forma efectiva de aislar diferentes secciones y el aire en ellas, siempre que cada sección tenga ventanas que se puedan abrir. Las y otras formas estéticas de crear áreas separadas también pueden mejorar la privacidad ofreciendo otras formas de salas ventiladas divisorias. Esto también es un beneficio en la situación actual, dado que las ventajas acústicas y visuales mejoran el bienestar y logran que los edificios sean más habitables.»