Temas

Enfriamiento nocturno automático: ventilación de edificios con eficiencia energética

La ventilación intensiva a través de ventanas durante la noche es un método que permite ahorrar costes y energía para enfriar edificios en verano. Aplicar una correcta tecnología de ventanas es crucial para el enfriamiento nocturno controlado automáticamente.

Rendimiento reducido debido al calor

En verano las habitaciones se calientan rápidamente, especialmente si hay grandes ventanales.

En verano las habitaciones se calientan rápidamente, especialmente si hay grandes ventanales. © GEZE GmbH

Las oficinas, escuelas y edificios públicos suelen convertirse debido al calor en espacios insoportables. Tanto las personas como los equipos electrónicos y la iluminación emiten calor constantemente. Además, los calurosos rayos solares penetran en las habitaciones a través de grandes ventanas de vidrio. Como consecuencia, las personas tienden a perder la concentración y hacen que su rendimiento se vea afectado. A pesar de las altas temperaturas exteriores, el edificio debe enfriarse para que las personas que están en la habitación se sientan cómodas y mentalmente en forma.

Sin embargo, los sistemas de climatización aumentan significativamente el nivel de inversión, los costes de mantenimiento y el consumo de energía de un edificio. Los edificios administrativos y de oficinas suelen necesitar más energía para enfriar las habitaciones en primavera y verano que en otoño e invierno para calentarlas. Los sistemas de ventilación mecánica también consumen mucha energía y, debido a su continuado funcionamiento, suelen ser verdaderos "consumidores de energía".

La ventilación nocturna permite ahorrar energía

A diferencia de la ventilación mecánica, la ventilación natural controlada ahorra una cantidad considerable de energía. Utiliza las diferencias de presión naturales existentes entre al menos dos aberturas (por ejemplo, ventanas, puertas) de un edificio con el exterior para el intercambio de aire. Tal gradiente de presión ya existe en vientos débiles. De manera que los ventiladores motorizados pasan a ser innecesarios.

Para el enfriamiento nocturno, las ventanas controladas automáticamente dirigen el calor generado por la radiación solar y las fuentes internas hacia el exterior durante la noche y el aire fresco y entrante hacia el interior. La entrada de aire suministrado garantiza una climatización de espacios agradable a través de una temperatura agradable y una buena calidad del aire.

Aire nocturno frío como fuente de frío natural

El aire fresco de la noche actúa como una fuente natural de frío, y esto hace que el enfriamiento nocturno no solo sea sostenible y eficiente energéticamente, sino también natural y respetuoso con el medio ambiente.

En los edificios nuevos, el aire acondicionado de este edificio se combina cada vez más con la activación del núcleo térmico. Las tuberías se colocan en construcción masivas, por ejemplo, techos de hormigón. El agua fluye a través de estas tuberías como medio de calefacción o refrigeración. Lo ideal sería que se eliminara la necesidad de instalar sistemas de aire acondicionado con un alto consumo energético.

Cómoda automatización a través del control central

Enfriamiento nocturno automático: útil para edificios públicos

Enfriamiento nocturno automático: útil para edificios públicos © Jürgen Pollak / GEZE GmbH

El enfriamiento nocturno automático es especialmente adecuado para edificios públicos, edificios de oficinas, instalaciones deportivas o escuelas. En estos grandes edificios, ofrecer una ventilación eficiente energéticamente, una climatización de interiores saludable y una supervisión del estado de las ventanas supone un requisito central.

La moderna tecnología de ventanas garantiza un enfriamiento nocturno óptimo durante la noche. Permite que conjuntos enteros de ventanales o grupos de ventanas sean controlados automáticamente cuando no hay nadie presente. Gracias al control central se garantiza que las diferentes situaciones de ventilación, como largos períodos de ventilación, se puedan definir y cambiar fácilmente.

Enfriamiento nocturno en conceptos de edificios modernos

Las ventanas proyectantes paralelas permiten el enfriamiento nocturno.

Las ventanas proyectantes paralelas permiten el enfriamiento nocturno.

Incluso en modernas fachadas acristaladas con las denominadas ventanas proyectantes paralelas, es posible el enfriamiento nocturno automático. En este caso, las ventanas se abren en paralelo al exterior como un único conjunto, lo que significa que la apariencia de la fachada acristalada no se ve afectada, por ejemplo, por los reflejos de las ventanas inclinadas.

Al mismo tiempo, la proyección paralela de la ventana garantiza un intercambio de aire óptimo. El aire frío puede fluir desde abajo al mismo tiempo que el aire caliente y cargado se escapa hacia arriba. En comparación con las ventanas inclinadas, las ventanas proyectantes paralelas logran una tasa de intercambio de aire mucho mayor con el mismo ancho de apertura.

"Smart Buildings" a través de la conexión en red

El control automático de ventanas para la ventilación nocturna puede controlarse a través de conexión en red con el control del edificio, que controla, por ejemplo, persianas, toldos y persianas enrollables, así como sistemas de calefacción, aire acondicionado, iluminación y alarma. Si la tecnología de edificios automatizada reacciona entonces de forma automática a las influencias y cambios climáticos, podemos decir que convierte a los edificios en "Smart Buildings".

Control inteligente y accionamientos de ventana de GEZE

Los controles automáticos de ventanas de GEZE permiten un enfriamiento nocturno natural, independientemente de si se tienen que abrir ventanas de fachadas livianas o grandes, ventanas de techo o claraboyas. Esto se debe a que los accionamientos de ventana se pueden controlar con precisión y permiten un ancho de apertura ajustable de forma variable para cada ventana. Lo que permite ofrecer conceptos de ventilación individual de acuerdo con las necesidades del cliente.

Los sensores garantizan una total seguridad: los detectores de presencia controlan los bordes de cierre y evitan lesiones debido a la apertura y al cierre automáticos.  Los sensores de lluvia y viento emiten señales para cerrar las ventanas y proteger así el material que se encuentra en el edificio.

A través del módulo de interfaz IQ box KNX, los accionamientos de ventanas de la serie IQ windowdrive de GEZE pueden conectarse al bus de edificios KNX. Esto significa que todas las ventanas automatizadas pueden ser monitorizadas y operadas de forma centralizada.

Requisitos para el enfriamiento nocturno automático basado en ventanas

  • Un clima moderado: las temperaturas exteriores por la noche deben estar muy por debajo de las temperaturas en el edificio durante un período de tiempo suficiente.
  • Buena calidad del aire exterior: pocos olores, contaminantes, polvo fino
  • Protección antirrobos: las ventanas se pueden controlar por separado en áreas accesibles como la planta baja; protección por medio de protectores de ventanas o por construcción especial (ventanas proyectantes paralelas)
  • Con fuertes lluvias o vientos: protección estructural contra el clima o cierre automático de ventanas abiertas

Soporte integral

GEZE apoya la planificación y licitación mediante

  • gestión de proyectos
  • textos de licitación para arquitectos
  • dibujos CAD
  • ideas para mejorar la eficiencia del edificio
  • información sobre el uso de estructuras modernas de fachadas

Implementación rápida y directa de proyectos

GEZE apoya a las empresas de instalación e instaladores con un manejo de proyectos rápido e intuitivo gracias

  • al software de configuración WinCalc 2.0 para empresas de instalación (programa de cálculo para tecnología de ventanas)
  • asesoramiento sobre protección de fachadas para una fachada sostenible y bonita
  • instrucciones de montaje para accionamientos de ventana