Temas

Los sistemas de retención de apertura hacen que las puertas cortafuegos sean accesibles

Esto puede resultar bastante molesto para aquellos que necesitan cruzarlas repetidamente: la puerta cortafuegos y cortahumos debe permanecer cerrada. A menos que esté equipada con un sistema de retención de apertura, en cuyo caso podrá permanecer abierta. Puesto que los sistemas de retención de apertura garantizan que las puertas se cerrarán con seguridad en caso de incendio. Debido a que se trata de instalaciones complejas, estas deben mantenerse con regularidad.

Puertas cortafuegos: necesarias, pero en ocasiones molestas

Los incendios pueden desatarse rápidamente, a menudo sin que nadie se dé cuenta. El estancamiento es siempre la medida más efectiva para prevenir la propagación de humos mortales. Esto significa que las paredes resistentes al fuego en edificios deben evitar la propagación del fuego y el humo durante el mayor tiempo posible. No obstante, únicamente pueden cumplir esta función si las barreras cortafuegos (puertas cortafuegos) situadas en paredes de protección contra incendios, es decir, puertas y portones, se encuentran cerradas en caso de incendio. Por ello, las puertas cortafuegos deben cerrarse independientemente mediante cierrapuertas.

Sin embargo, las puertas a menudo son difíciles de abrir. Incluso la apertura de la puerta en sí se considerar en ocasiones como una tarea molesta y poco práctica. Los niños y las personas con limitaciones físicas pueden necesitar ayuda de terceros. Para ellos, una puerta cerrada puede ser una barrera. Por eso, mantener las puertas abiertas durante períodos más largos, o incluso permanentemente, suele ser lo más deseable en situaciones cotidianas. Sin embargo, mantener una puerta abierta mecánicamente utilizando una cuña o un gancho es algo muy negligente desde el punto de vista de la protección contra incendios, ya que impide al cierrapuertas cerrar la puerta en caso de incendio.

Sistemas de retención de apertura en lugar de cuñas

La utilización de los sistemas de retención de apertura eléctrica aprobados resulta más práctica y completamente segura en términos de protección contra incendios. Desactivan la función de cierre automático de una puerta cortafuegos de forma controlada. Esto significa que mantienen abiertas las puertas cortafuegos de forma accesible, pero las liberan automáticamente en caso de incendio para que los cierrapuertas puedan hacer su trabajo.

Los sistemas de retención de apertura son sistemas técnicos complicados. Se componen de al menos un detector de incendios, una fuente de alimentación, un dispositivo de bloqueo y un mecanismo de liberación. Los dispositivos de bloqueo suelen ser sistemas electromagnéticos, como imanes de retención de apertura, válvulas magnéticas y acoplamientos magnéticos. Los retenedores electromagnéticos necesitan contraplacas con montaje a pared. Los otros sistemas ya vienen integrados en el cierrapuertas o en el carril guía.

Todos los tipos de dispositivo de bloqueo tienen una cosa en común: se activan a través del detector de incendios en caso de alarma o mediante el mecanismo de liberación en caso de corte eléctrico. El cierrapuertas se encarga de desbloquear la puerta y cerrarla. Para las puertas de doble hoja, la secuencia de cierre integrada garantiza que las hojas se cierran correctamente. Así, la puerta cortafuegos consigue su objetivo de protección: evitar la propagación del fuego y del humo.

La puerta se puede abrir manualmente en todo momento

Si la puerta no debe estar abierta, las personas pueden intervenir en cualquier momento y activar la función de apertura mantenida manualmente. Esto se debe a que el permiso de técnica de construcción general del Instituto alemán de tecnología de construcción (DIBt) exige una opción de activación operada manualmente. Y puede lograrse con un interruptor de activación manual que apaga la corriente mantenida. Debe ser de color rojo y mostrar la inscripción «cerrar puerta». También debe estar ubicado cerca y no estar oculto por puertas que bloqueen el acceso. Si el dispositivo de bloqueo se puede activar presionando ligeramente la hoja de la puerta, no es necesario un interruptor de activación manual.

Ventaja: los automatismos de puertas batientes y los cierrapuertas de libre movimiento que permiten un paso casi sin resistencia a través de puertas cortafuegos deben tenerse en cuenta como parte (dispositivo de bloqueo) de un sistema de retención de apertura y pueden venir ya incluidos como componentes de un sistema de retención de apertura como, por ejemplo, una fuente de alimentación, un mecanismo de liberación y un detector de incendios.

Sistemas de retención de apertura para puertas cortafuegos

Las puertas cortafuegos evitan que se propague el fuego o el humo en los edificios. La ley alemana de construcción regula las especificaciones de estos sistemas de retención de apertura. Las puertas cortafuegos deben ser autobloqueantes conforme a las «Normativas para la certificación para barreras cortafuego» (Richtlinien für die Zulassung von Feuerschutzabschlüssen) del Instituto alemán de tecnología de construcción (DIBt). Si se mantienen abiertas, sólo se aceptará un sistema de retención de apertura aprobado oficialmente. 

Las regulaciones administrativas estándar para modelo de construcción técnica (Muster-Verwaltungsvorschrift Technische Baubestimmung, MVV TB) estipulan lo siguiente: 

«El sistema de retención de apertura es un sistema que consiste en dispositivos y/o combinaciones de dispositivos capaces de desactivar la función de los dispositivos de bloqueo de forma controlada. Si el mecanismo de liberación respectivo está activado en caso de incendio o de avería, o si se activa mediante la operación de liberación manual, los cierrapuertas continuarán abiertos y activados automáticamente de forma segura para el bloqueo. Un sistema de retención de apertura comprende como mínimo 

  • un detector de incendios a modo de detector de humos y, si es necesario, de calor, 
  • un mecanismo de liberación de procesador de señal, 
  • una fuente de alimentación conectada a la red eléctrica, 
  • un dispositivo de bloqueo conectado a la fuente de alimentación y 
  • un interruptor».

Importante: Estas regulaciones para los sistemas de retención de apertura se aplican a las puertas batientes de doble hoja en paredes interiores. Los sistemas de retención de apertura no se pueden usar en puertas exteriores sin más medidas. La clasificación de pared de protección contra incendios conforme a la Sección 30 ofrece orientación sobre si un determinado sistema de retención de apertura está aprobado según una «autorización en la inspección general de construcción». Si se necesita una aclaración mayor, se debe presentar una solicitud a la autoridad superior responsable de supervisión de la construcción en forma de certificación de diseño específica de la propiedad.

En general, los sistemas de retención de apertura también son aptos para áreas interiores protegidas en puertas y ventanas exteriores de protección contra incendios. Deben observarse las condiciones operativas especificadas para la temperatura y la humedad en estas aplicaciones. No obstante, el Instituto alemán de tecnología de construcción recomienda obtener al menos una evaluación adicional de un experto en protección contra incendios. 

Permiso de tecnología de construcción en los sistemas de retención de apertura

En Alemania, un sistema de retención de apertura necesita un permiso de técnica de construcción general (aBG) como prueba de usabilidad. Para ello, debe estar sujeto a una inspección de idoneidad de acuerdo con los especificaciones del Instituto alemán de tecnología de construcción (DIBt). Este tipo de certificación suele tener por lo general una validez de cinco años y se puede prolongar a petición.

Si la homologación de tipo general para un sistema de retención de apertura caduca, la instalación ya no estará aprobada para ser instalada en el edificio. Sin embargo, las instalaciones existentes pueden continuar utilizándose siempre que satisfagan las exigencias originales y se inspeccionen y mantengan regularmente. Es por ello que los operadores del edificio deben conservar el protocolo de aprobación de la compañía que instaló la instalación, así como la prueba de usabilidad.

Por lo general, únicamente se inspeccionan y aprueban los sistemas de retención de apertura completos con todas las partes correspondientes. El recambio de un componente individual por un dispositivo que ya no figura en la homologación de tipo general implica que todo el sistema de retención de apertura pierde su permiso de funcionamiento. Es necesario realizar un nuevo proceso de aprobación tras obtener una certificación válida.

Sistemas de retención de apertura GEZE: compactos y seguros

Las puertas cortafuegos con un automatismo siempre deben estar equipadas con un sistema de retención de apertura.

Las puertas cortafuegos con un automatismo siempre deben estar equipadas con un sistema de retención de apertura. © N. Grünwald / GEZE GmbH

GEZE dispone de una amplia gama de sistemas de retención de apertura, diseñados específicamente para su uso en la protección cortafuegos preventiva. Todos los sistemas se inspeccionan y certifican de acuerdo con las normas pertinentes, y están sujetos a una homologación de tipo general del Instituto alemán de tecnología de construcción (DIBt).

Los sistemas de retención de apertura compactos de GEZE consisten en un cierrapuertas aéreo y un sistema de carril de guía. La fuente de alimentación, las unidades de control del detector de humo y la función de apertura mantenida electromecánica están integrados en los carriles guía; por lo que no hay piezas voluminosas en la puerta o en las paredes. Para las variantes del sistema para puertas cortafuegos de doble hoja, tanto el dispositivo de bloqueo eléctrico de ambas hojas como la secuencia de cierre mecánica vienen integrados en un carril guía continuo.

La extensión inalámbrica FA GC 170 es una innovación galardonada que elimina la necesidad del costoso cableado de los componentes individuales del sistema de retención de apertura. Esta ventaja es particularmente beneficiosa cuando se reequipan edificios existentes, especialmente los edificios protegidos.

Ir al proyecto de referencia: Reequipamiento de la protección contra incendios en un edificio de la «Gründerzeit» (Época de los fundadores).

Instalación y puesta en marcha sencillas a través de la tecnología ECwire

Hay disponibles versiones de los sistemas de retención de apertura GEZE con tecnología ECwire de doble cable para el cableado simple de los detectores de humo adicionales, por ejemplo. Este sistema permite que la instalación, la conexión en red y la puesta en marcha de detectores de techo adicionales se realice de manera cómoda.

Dispositivos de bloqueo de GEZE

La gama GEZE también incluye: una serie de dispositivos de bloqueo para cierrapuertas superiores e integrados, cierrapuertas de pavimento y para automatismos de puertas batientes automáticos. Estos pueden integrarse individualmente en el concepto del edificio según los deseos del cliente. Así, un dispositivo de bloqueo es parte de un sistema de retención de apertura que, además, está formado por una unidad de control del detector de humo, un mecanismo de liberación, un detector de incendios y una fuente de alimentación.

Ir a los sistemas y dispositivos de retención de apertura GEZE

Numerosas normas y normativas

Con los conocimientos especializados y muchos años de experiencia en la planificación de la protección contra incendios, GEZE está bien posicionada para proporcionar un apoyo de consultoría integral.

Los instaladores de GEZE están capacitados para cumplir con todas las normas y normativas establecidas para que el sistema de retención de apertura instalado cumpla las expectativas.

Aprobación y mantenimiento: realizado únicamente por expertos

Tenga en cuenta los errores típicos que se producen al instalar sistemas de retención de apertura

  • el sistema de retención de apertura seleccionado no encaja en el ángulo de apertura (el cierrapuertas está en contacto con la puerta)
  • la puerta es demasiado ancha
  • la guía de cable es incorrecta o inexistente
  • no se puede descargar el humo
  • contaminación del equipo durante la fase de construcción
  • la tapa de protección no ha sido retirada
  • trabajo realizado tras la puesta en marcha sin protección, contaminación del detector de humo 
  • las entradas de aire se han sellado siguiendo la aprobación inicial debido al trabajo en curso, y las cubiertas protectoras no se han quitado tras finalizar el trabajo
  • el espacio entre el detector de dintel y el techo es demasiado bajo (se necesita un mínimo de 20 mm por encima del sensor de humo)
     

Los sistemas de retención de apertura sólo pueden ser aceptados y mantenidos por un experto o un representante autorizado del fabricante. Debe proporcionarse evidencia de dicha experiencia.

La inspección y el mantenimiento también pueden ser realizados por técnicos de servicio de GEZE

Los sistemas de retención de apertura deben verificarse mensualmente y una vez al año deben ser inspeccionados y mantenidos. La verificación mensual es necesaria para determinar si la puerta se cierra correctamente.

Para operar los sistema de retención de apertura, asegúrese de que:

  • se instalan correctamente de acuerdo con las estipulaciones del permiso de técnica de construcción y las especificaciones del fabricante
  • se han cumplido las especificaciones de mantenimiento
  • se han respetado los plazos de recambio de componentes
  • se ha completado la documentación de mantenimiento
  • se ha alcanzado el nivel mínimo de calificación para el personal de mantenimiento

Los técnicos de servicio de GEZE Service GmbH también están disponibles para realizar tareas de inspección y mantenimiento.